Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Rodolfo Hurtado

Se llama Rodolfo Hurtado. Pasó los últimos cuatro años en un proyecto de investigación arqueológico con objetivo principal La Cour des miracles.  Cabe anotar que fracasó extraordinariamente y ha recorrido, desde entonces, caminos oscuros. Tiene tres trabajos. Monaguillo las mañanas, inspector de transporte público la tarde,  prefecto de disciplina en reformatorio fascista la noche. Cumple ahora mismo 6,513,589,999,794,528,000 oscilaciones de isótopo 133 de cesio (133Cs) a 0 K (aumentando a razón de 9,192,631,770 p/s a partir de las 00:54 a.m. del 23 de agosto de 2012).  Le he conocido de hace algún tiempo y por la presente hago constar, óptimo Teófilo, que la persona en cuestión ha sido siempre estupenda referencia, si bien padece de esporádicos episodios de ira y pánico incontrolables y/o parálisis facial y/o cardiopulmonar y/o nervioso-ganglionar y/o.  Pero bien, por lo demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 23, 2012 por en Nosotros y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: