Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Jornada de clásicos

Otra jornada más que avanza en esta impetuosa y roja Liga MX, impetuosa por la fiereza con que se juega cada partido, nunca se sabe quién será el vencedor, el de arriba pierde con el de abajo y el que más bonito trata el balón no puede con el más vil de los equipos, yo lo llamo ímpetu, otros le dicen irregularidad; lo de roja, basta con mirar hacia lo más alto de la tabla general.

Esta jornada tenía algo especial, tres partidos que para el gusto de éste, su seguro servidor, tenían algo más que tres puntos en el ambiente, el primero por obviedad, el América–Guadalajara, si me lo preguntan, aunque es el clásico de clásicos y lo que ustedes quieran, últimamente la mediocridad de ambos había mermado el sazón de antaño y estos clásicos muchas veces pasaban inadvertidos, en ocasiones hasta por los propios seguidores.

No sé porque extraña razón en esta edición los reflectores volvieron a él, analizando este fenómeno paranormal deduje que tal vez la fracasada propuesta holandesa sumada a la supuesta promesa de juego bonito del Piojo, que no ha llegado, dieron por resultado que habiendo ganado el juego anterior, las televisoras (como siempre), nos vendieran humo y de nuevo volteamos la mirada a esta rivalidad de tiempos de la creación, en fin. Un mal juego de las Chivas pudo con una pésima exhibición de las Águilas y con dos milagros de Márquez Lugo “El eterno chispazos” venció a domicilio a los de Coapa que ni con Benítez, Sambueza, “El Rolfi”, ni “El Hobbit”, pudieron hacer algo. Ellos mismos lo afirmaron, les faltaron huevos, porque me consta que esta vez no fue culpa de Layún, bueno igual y un poquito.

El otro encuentro que llamó la atención fue el Pachuca-León. Por un lado es un placer ver a la Fiera, por el otro los súper cargados de estrellas Tuzos nada más no daban una, esto anexado a que sería el primer encuentro entre estos dos hermanitos cuyo dueño fue siempre un asiduo contestatario de la multipropiedad.

En este partido veríamos que tan noble sigue siendo el fútbol en nuestro país o que tan viciado lo han dejado los intereses económicos. Se podría pensar que León arrollaría a los locales sin misericordia alguna y el empate resultante para quien no fue testigo del encuentro resulta sospechoso, pero no. Los del Bajío se cansaron de fallar, un acelerado y recién seleccionado tricolor, Gullit Peña, tuvo las que quiso y las desaprovechó, mientras tanto los comandados por “El Macho” tuvieron una y valiéndose del talón de Aquiles de la Fiera, su portero, marcaron el empate, repartiendo puntos para los hijos de Jesús Martínez y de Slim.

El tercer partido fue de color rojo, Tijuana–Toluca, un excelente cierre gourmet para terminar esta jornada, los líderes del torneo, los que junto con el León han demostrado consistencia en su andar. “El ojitos”, un consagrado en el balompié nacional contra “El turco”, un joven entrenador que por ya casi un año ha demostrado que puede con la profesión. La postura de Meza desde un principio fue muy conservadora esperando a los Xolos que mordían y mordían, una obra de arte convertida en gol fue la abrió el marcador, Riascos pasó entre dos serpenteando   haciendo honor a su apodo y cruzó el balón para vencer a Talavera, de ahí “Los Diablos” recompusieron y se fueron encima, aún con la expulsión de Sinha intentaron con Tejada, Cacho, Benítez, pero no les alcanzó el tiempo ni la puntería, así fue como los del norte retomaron el liderato y mandan en la liga.

Un muy buen partido manchado sólo tal vez por una mediocre actuación del silbante y por el festejo de “Neymarsito” disparándole a Riascos, de ahí en más el domingo por la noche tuvimos buen fútbol.

Italia también tuvo su clásico, San Siro fue el inmueble encargado de recibir este duelo de dos equipos que todavía no convencen, los Nerazzurri poco a poco van recobrando el fútbol después de que la temporada pasada fueron una sombra de sus años mozos. Los Rossoneri aún siguen en un letargo de inició de temporada debido a la resaca de haber perdido su base ya caduca y no haber encontrado la forma de cambiar sabiamente de generación.

Samuel fue el encargado de poner el primer y único gol por parte de los de strammaccioni, aguantando con 10 hombres desde el 48’ la semivisita se llevó el clásico, demostrando un poco y sólo eso, que su juego va a la alza, mientras que los de Massimiliano Allegri, enseñan que les urge renovar un medio campo sin contención.

No me gustaría hablar de “El Clásico”, como que ya me está enfadando tanta rivalidad malsana que opaca el buen juego del Atlético, del Málaga y de los otros en España que quieren destruir este duopolio, pero bueno, para no defraudar, les platico.

Por parte del Barcelona y que me perdonen todos los Culés del mundo, si Messi no estuviera en este equipo ahora en la era post-Guardiola, estarían igual o peor que el Madrid en la Liga. El Barça ya no juega como la temporada pasada, el Tiki Taka se transformó en calentar el  balón hasta que alguien desborde, Vilanova, no trae el ritmo de Pep.

Por otro lado el Madrid y Mou, le perdieron el respeto a sus archirrivales, el técnico portugués se dio cuenta que ya no trae al Porto, que el Chelsea y el Inter quedaron atrás, los merengues tienen el arsenal suficiente para hacerle daño a los blaugranas y en otras ocasiones la postura de Mourinho demostraba hasta miedo al atacar, por éstas y otras razones los niveles se han emparejado y cuando dos equipos se encuentran en igualdad de fuerzas la única manera de desequilibrar es por una figura, una estrella que tenga más peso específico e incline la balanza, es por eso que catalanes y madridistas empataron. El uno y dos del mundo se encargaron de sacar de balance y volver a emparejar el partido, dando por resultado un salomónico empate. Madrid se ve más fuerte, al menos así yo lo veo, en todas sus líneas más parejo.

Barcelona, no quiero ser pesimista, pero está cayendo en una Messi dependencia, algo que no es filosofía de este equipo y aunque puedan decir que Ronaldo también es el artífice de las posibles glorias de los blancos, Mourinho no se fija en filosofías y principios en el juego, sabemos que los equipos de “El Puto Amo” ganan como sea pero ganan.

Una jornada de clásicos, emocionante sin duda, disculpen que no incluí a Inglaterra en este pequeño resumen, pero estoy enojado con Mancini y sé que esto no es nada objetivo y mis emociones me llevan a menguar mi labor, pero así es el fútbol, pura pasión.

Texto: Jorge Flores
Fotografías: Varias web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 10, 2012 por en Actualidad y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: