Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Maula Revolución

En el glorioso año 2010, en donde por todos lados se hicieron proyectos para celebrar la Independencia, y la Revolución Mexicana, muchos de los cuales irónicamente sólo sirvieron para robar más al país, y dos años más tarde podemos escuchar las críticas, documentales y registros de todos los millones que el gobierno se quedó haciéndolos pasar como fondo para dichos proyectos.

Dos años más tarde, claro, no podían decirlo ese año porque era año de celebración y de victoria, año de sentirnos orgullosos, pero orgullosos ¿De qué?

En mi particular vivencia diaria recuerdo ese año y una plática que mantuve con un amigo cercano, el cual se encontraba encerrado preparándose para ser sacerdote y me decía:

-Todos están celebrando en vano, cuando la verdadera forma de celebrar sería hacer una nueva revolución, probando que nuestra patria ha mejorado, que el deshacernos de los opresores y llevar libre albedrio como personas independientes nos ha obligado a dirigirnos de forma pensante y planeada, una revolución sensata, de cultura y democracia, de propuestas para derechos y castigos que siguen en una época que ya quedó muy lejana.

Con su tono ilusionado en ocasiones me hacía soñar con lo mismo, pero al salir de aquel jardín donde platicábamos, donde él se encontraba recluido haciendo su revolución interna dentro de la religión, me encontraba con este México de conformismo y  desinterés.

Pero de qué me sirve esta diatriba si en el 2012, tenemos un Presidente electo que dejó muchas dudas de cómo ganó, lo que nos hace imaginar al país bajo el mando de alguien no completamente honesto durante seis años, y a todo el pueblo Mexicano como siempre yendo a trabajar, escuchando y callando, trabajar más duro, ganar más poco, dejar que sus hijos pasen de año y se gradúen de la primaria sin saber escribir bien por que los maestros dicen que el gobierno indica que “no pueden reprobar”,  por que, claro, México quiere subir sus estadísticas en educación.

Números, estadísticas e intereses, eso somos y nos dejamos ser, una cabeza más en el ganado político, ¿Revolución? , es la que tenemos que desatar  internamente día a día, un cambio profundo cada mañana para convencernos de salir y tratar y luchar para cambiar algo, que luego desquitamos estas ganas de gritarle al mundo que se una por medio de twitter y podemos escuchar algún eco de conformidad, y eso nos alegrará un día más, saber que no estamos solos perdidos en esta bandera de sangre, campos y leyendas.

México solo ha sido un rebaño, en nuestras guerras nadie a sabido en realidad por que luchaban, en la Independencia no luchaban por ser una nación libre, luchaban por la virgen de Guadalupe, y en la Revolución luchaban por que los demás luchaban y luego por vengar a los que murieron primero.  Lo sé y lo he tomado a gracia porque afortunadamente aún tengo bisabuelos que vivieron  en esas épocas y me platicaron que ellos jamás supieron sobre qué luchaban, luchaban por que sus patrones les decían, o porque mataron a sus parientes.

Triste realidad de una nación ignorante, ¿Cuánto tiempo seguiremos así?

Revolución… espero verte pronto.

 

Shorat

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 2, 2012 por en Artículos, Revolución y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: