Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

De Felipe a Enrique

“No hay fecha que no se cumpla, ni tiempo que no se llegue”.

Después de seis años de múltiples hechos, se hace el recuento de lo ocurrido, entre el repertorio:  una crisis internacional que apuntaba al declive de la nación, el pánico se apoderó de la clase media y los pobres se encargaron simplemente en abrir los brazos y recibir a sus nuevos compañeros de posición social agregándole más agua a los frijoles, se dijo, se dice y se seguirá diciendo infinidad de teorías sobre lo que se realizó en el periodo de gobierno de la administración del Partido Acción Nacional (PAN).

Los empresarios ni se jactaron, si acaso se retorcieron plácidamente en la comodidad de sus camas, se acomodaron, despertaron de una pesadilla de mal gusto, como la que se tiene según la idea después de cenar como reyes y no como mendigos, alzaron la voz, pusieron capital para contratar a los especialistas que tuviesen la visión necesaria para rescatar sus imperios sin verse lo suficientemente afectados por la tragedia internacional continuaron con sus labores de producción.

Se ha retirado ya Felipe Calderón Hinojosa  de la residencia de los pinos, pero todo lo que emprendió dentro de su sexenio se quedará en la mente de muchos por varios años, a otros simplemente se les irá olvidando como los peces de memoria de corto plazo y se dedicarán a despotricar contra nuevas personas que ocupen la silla presidencial.

Entre sus tantas aportaciones, Calderón dejó un panorama distinto, pudo brindar grandes aires de esperanza pero también vastos motivos de preocupación ante una situación como lo es la lucha contra el crimen organizado, la cifra elevada de pérdidas humanas entre involucrados en el negocio de la droga y gente inocente, víctimas de los daños colaterales, seguramente ese rencor se quedará en el grupo de las familias que perdieron hijos, hermanos.

Se aportó también para beneficio de la sociedad en general una serie de obras que mejorarían en su momento vialidades y conexiones entre localidades, se mejoraron tramos carreteros y se hicieron más, se realizaron obras como puentes y distribuidores, una presa hidroeléctrica y se pretendió resaltar al máximo los atributos de un país para alcanzar el enfoque óptico de la comunidad internacional.

Una acción ambiciosa ante un panorama crítico por los índices de inseguridad, pero que aún y en contra de todo pronóstico, especialistas en el área macro económica acentúan sus afirmaciones sobre el deseo de que empresas de países europeos o de América del sur por incubar su capital en México, con la finalidad de encontrar una estabilidad en el incremento de su riqueza por el potencial que ahora le  encuentran.

Pero aun así, la sociedad es exigente, muy probablemente después de todo lo vivido, se hablará y se señalarán los errores y se dirá que el presidente Calderón es el peor presidente que se ha tenido en la nación por la sangre derramada y se dejarán de lado las buenas acciones. No queda más que esperar a que muchas de las cosas que se realizaron reflejen los frutos al momento de la cosecha.

Con Calderón Hinojosa, se terminó un legado azul y blanco de doce años de historia y trayectoria, su antecesor Vicente Fox, entre los dos se dedicaron a mostrar una manera distinta de gobernar, se dio la apertura a la opinión de la gente, medios de comunicación podían ahora hablar de manera chusca sobre el poder de los mandatarios, la oportunidad a la libertad de expresión se dio hasta cierta medida.

Asunto que en el antiguo gobierno era imposible, en el PRI el respeto y la cero crítica era un punto clave y determinante para la sociedad entera, se debía respetar al presidente como un soberano supremo, al que se le debe una reverencia al pasar y se es imposible poder siquiera señalar con el dedo como la superstición, no fuera a ser que en una de esas el dedo se te llenara de mezquinos.

El viernes 30 de noviembre terminó una era por la que tanto se luchó por parte del PAN, la expectativa seguramente era perdurar en la forma de gobierno como lo había hecho el legado del partido opositor, 70 años de gobierno, en donde se ha hecho y deshecho, pero ¿Cómo es la perspectiva del ciudadano entonces, para regresar a un régimen político que ya se había decidido no sería más el que gobernara?

El día sábado regresó el color verde a la casa residencial de los Pinos, y al mando está una de las personas que ha causado polémica durante ya bastante tiempo, Enrique Peña Nieto, aquel hombre guapo y bien peinado, con la sonrisa que conquista y que te firma ante notario público todo lo que promete. El hombre de la imagen que muchas amas de casa, mujeres en general y a uno que otro caballero de preferencias sexuales distintas a lo “habitual”, les llena el ojo.

La opinión pública está sobre él, esperan el mínimo error para poder decir con seguridad que no es la persona indicada para tomar las riendas de la nación mexicana, y por si fuera poco la primera dama, Angélica Rivera, “La Gaviota”, es catalogada hoy por la opinión pública internacional como la primera dama más bella en el mundo y como la más tonta, ella tampoco era lo que se esperaba, no se pretendía una actriz, tal vez una comunicadora con especialización en ciencias sociales, economías o derecho.

La gente hoy se muestra temerosa, mucha, por el retorno del PRI al poder, pues por rumores, no por haberse documentado oficialmente de fuentes fieles, se enteraron que es aprendiz del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, pero hay que tomar en cuenta que la otra parte de los votantes eligieron al aprendiz, a sabiendas de lo antes mencionado, algunos otros decidieron abstenerse en su elección pues no creen en ninguno que prometa cosas por más simples de realizar que parezca.

Ahora la expectativa es del tamaño de una galaxia, brujas, adivinos y personas con fe se atreven a decir que en este periodo sí se verá un cambio positivo, pero siempre con la reserva de al final de su predicción agregamos el pilón de esperemos a ver si es cierto. Lo que sí es cierto es que Peña ya es oficial, el sábado en su discurso ya se le dijo Señor presidente y ha dado a conocer el plan para su gestión.

Rimbombante, asombroso, impactante y prometedor fueron las propuestas que lanzó y son las siguientes:

1.- Promover un Programa Nacional de Prevención del Delito.

2.- Pedir a la Consejería Jurídica desistir de la controversia constitucional para que la Ley Federal de Víctimas sea aprobada por el Congreso.

3.- Iniciativa de reforma para tener un solo Código Penal de aplicación nacional y uno de procedimientos penales.

4.- Poner en marcha en los próximos 60 días la Cruzada Nacional contra el Hambre.

5.- Creación de seguro de vida para jefas de familia.

6.- Ampliar el programa 70 y más, para personas de más de 65 años en adelante.

7.- Iniciativa de reforma del artículo 3 y de la Ley Federal de Educación para eliminar las plazas vitalicias y heredadas, así como un censo de maestros, escuelas y alumnos.

8.- Impulsar el Programa Nacional de Infraestructura y Transporte 2012-2018.

9.- Construcción de trenes de pasajeros, ampliación de red de metro en Monterrey y el tren eléctrico en Guadalajara.

10.- Iniciativa para impulsar el derecho al acceso a la banda ancha y licitar dos cadenas abiertas de Televisión.

11.- Proyecto de Ley de Responsabilidad Hacendaria y Deuda Pública, para ordenar las finanzas de los gobiernos locales.

12.- Presentar al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2013 con cero déficit presupuestal.

13.- Presentar al Congreso un decreto que establezca medidas de austeridad en el ejercicio del gasto.

En el pensar de mucho está la posibilidad de poder ver concretados los propósitos dictados, sin embargo esperemos a ver el desarrollo de labor, haciéndonos conscientes cada uno de nosotros que por muy bien que se haga el trabajo en su posición México  no será una potencia mundial en seis años, pues se ha padecido durante más de doscientos, una serie de heridas que muy probablemente siguen abiertas y latentes.

También se debe considerar que para que México resulte airoso y triunfante todos y cada uno de nosotros por ahora no vale y no basta poner un sólo grano de arena, que sea por lo menos lo que nos cabe en el puño cerrado, hace falta cooperar en las iniciativas y los  programas y para ello se requiere de leer, de informarse, documentarse sobre los proceso.

No es válido decir él debe, cuando mi deber no fue cumplido. No se vale señalar previamente, aún que si se deben considerar los riesgos, pues como sea que recibamos este nuevo cambio de poderes con sus reservas y revisemos e indaguemos en las labores buenas que se hicieron durante el sexenio de Calderón, no todo es totalmente malo así como nada es totalmente bueno, pero eso sí, atentos y participativos se pueden lograr muchas cosas.

Texto: Víctor Reyes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: