Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Transiciones

Transiciones, ¿Qué es?, no es un final, ni un cambio, es ese lapso en el que pasa lo que después se llamará cambio, difícil de describir, pero sumamente importante, yo simplemente me he tardado en escribir porque no termino de entender cómo podría explicar una transición, ¿Cuál de todas poder ejemplificar para una comprensión grupal de dicha palabra?, existen muchas, actualmente por ejemplo, sé que muchos jóvenes de mi generación se encuentran en dos transiciones, los que se están volviendo trabajadores activos y a los que se les está empezando a dibujar un “nini” en la frente.

Eso por poner un ejemplo, sin embargo, todos como individuos, como seres con base de carbono oxidándose a cada momento ciertamente estamos en transición, a cada segundo, a cada respiración, y mientras cambiamos sin poder hacer nada, seguro que también tratamos de cambiar nuestro entorno, incluso escribir o empezar estas líneas ya es un ejemplo de transición.

Mucho de visitar redes sociales me crean el morbo de lo que vendrá, de qué sigue de ser estos soñadores, añoradores, retro, hipsters, críticos cultos, ¿Qué vendrá?, o ¿A dónde regresaremos?  Ahora muchos están emocionados porque prometen regresar los trenes de pasajeros, entonces  ¿Hacia dónde va la transición?

Y digo, esto más como un divague personal que me doy el lujo de compartir con ustedes, pero tienen razón algunos veteranos que afirman que antes su futuro era más bonito, las películas futuristas hablaban de avances tecnológicos de descubrimientos, de ciencia, y ahora se habla del fin del mundo guiados por el calendario Maya, regresando a creer en mitos y leyendas.

Y así en muchas ramas de pensamiento, política y cultura, ya sea de forma individual o global, en un proceso bien planeado o en uno que sólo ocurra por naturaleza, ese viaje de decidirte a empezar hasta donde está hecho, ese lapso que no es nada y lo es todo, y lo define todo, eso es transición.

En este sketch de la obra titulada “Ópera Pánica” de Alejandro Jodorowsky creo que se manifiestan muchas especies de transiciones culminando en acciones muy interesantes, y dicen que no existe mejor forma de explicar que enseñar a pensar e identificar, al menos a mi escuchar la palabra transición me recordó a este texto, con un tema igual de amplio y ambiguo como la transición, el amor:

EL INESTABLE

(C, nervioso, acelerado y D, disfrazado con una gran peluca rubia rizada de mujer lenta y romántica, entran de

lados opuestos. Se encuentran en el centro de la escena.)

C.- (Interesado) ¿Quién es usted?.. (Sarcástico) ¡La admiro!.. (Piadoso) Pobrecita… (Despreciativo) ¡Idiota!..

(Amenazador) ¡La voy a matar!.. (Heróico) Contra todos yo la defiendo… (Asqueado) ¡Puerca!.. (Tierno) Ángel

mío…(La besa)

D.- ¿Qué.. dice… usted?

C.- (Escupiéndole la cara) ¡Traidora!.. (Llorando de emoción) Usted es un héroe !.. (La condecora)… (Dando un

rugido de cólera) ¡Pedazo de cobarde!.. (Arrancándole la condecoración) ¡La degrado!.. (Lascivo) ¿Quieres que

hagamos el amor, mi putilla?..

D.- ¿Qué… dice… usted?

C.- (De rodillas) Santa mía.. (Levantándose, con asco) ¡Lesbiana bigotuda!.. (Despreciativo) La ignoro…

(Montando sobre sus espaldas) ¡Sea mi esclava!.. (Abrazándola) Usted es todo para mí… (Rechazándola de un

empujón) ¡Me da asco!.. (Cargándola sobre sus espaldas) Usted será siempre mi dueña !…

D.- ¿Qué… dice… usted?

C.- (Dejándola caer) ¡Fuera de mi vida!.. (La amenaza con un cuchillo) ¡Basura, tendrás el fin que mereces!..

(Ofreciéndole el cuchillo) ¡Mátame, la existencia me es insoportable!.. (Colocándole el cuchillo en la mano y

gritando después) ¡Socorro! ¡A la asesina!.. (Forcejea con D, le quita el cuchillo y le da un tajo en el vientre) ¡Legítima defensa !.. (Muy piadoso) ¿Sufres mucho?..

D.- (Cayendo lentamente al suelo) ¿Qué… dice… usted?

C.- (Llorando) ¡Ah, qué mujer admirable pierde el mundo!.. (Cínico) ¡Me importa un cuerno!.. (Trágico) ¡Qué

dolor!.. (Acusador) ¡Lo mereciste, canalla!.. (Santo) ¡Dios, dame fuerzas para salvarla!. (Demoníaco) ¡Revienta!..

(Le da otra cuchillada)

D.- Comprendo… usted… me ama… (Muere)

(C estalla en melodramáticos sollozos.)

(OSCURIDAD)

De cualquier forma y con cualquier conclusión, la transición es importante, es lo que te permite ser o hacer, en cualquier ámbito y forma, aunque sea tan difícil de explicar y ejemplificar, o dirigir a un sólo canal de conversación y me haga pensar en tantas cosas que parecen no tener ilación alguna, pero bueno, ¿Qué en este mundo es coherente aún?

Texto: Shorat

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 21, 2012 por en Artículos, León, Transición y etiquetada con , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: