Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

La hipócrita humanización

“¿Y no será que en este mundo hay cada vez hay

más gente y menos personas?”.

Mafalda

El cambio en cualquier sistema, partícula o estructura es algo inevitable, transformación y tiempo van pegados en la ecuación que llamamos vida, son indivisibles, no pueden existir uno sin el otro y así mismo son permanentes y constantes. Cada segundo que pasa, la realidad se ve afectada por estos dos factores, que aunque nos neguemos a aceptar y adoptar, nos afectan en todos los sentidos.

Los seres humanos, todos sin excepción, necesitamos de la compañía de otro ser humano para mantener saludable nuestra mente y conciencia, no sé con que afán la naturaleza nos insertó la necesidad de compartir nuestra realidad con alguien más. Así, a través de la historia, en base a esta premisa, las personas hemos creado infinidad de conceptos en donde se satisfaga esa necesidad que a veces se me antoja innecesaria, pero al final es indispensable.

Conceptos como, familia, amigos, compañeros, trabajo, amor, enemistad, en fin, cientos de estructuras sociales que nos dan un pretexto para interactuar con las demás personas.

Esta interacción siempre fue directa, cara a cara, a pesar de que el mundo evolucionaba, las formas cambiaban pero el fondo de conocer a una persona desde el interior seguía siendo el mismo. Por más hipócritas que fuésemos, como fin último nos interesaba en realidad compartir algo real con alguien real, nuestros enemigos debían de ser conocidos, debilidades, fallas, errores, todo lo que nos ayudara a sobresalir por encima de ellos; nuestros amigos, en verdad eran, amigos, sus gustos, pesares y problemas se convertían en nuestros.

No hablo de una sociedad perfecta, pero sí de una sociedad articulada, donde los diálogos eran reales, las verdades y las mentiras eran auténticas.
deshumanizacion-del-hombre-L-67wT04Conforme pasó el tiempo, las transformaciones fueron inevitables, las relaciones se hicieron insípidas, el odio y el desprecio ya ni siquiera eran genuinos, nos volvimos egoístas e individualmente el ser humano comenzó a creer que cada uno era el centro del universo, que lo único que importaba era el beneficio propio, la traición y el engaño dejaron de tener un significado real, ni bueno, ni malo, se volvieron algo habitual como el respirar; masacres, corrupción, maldad, crueldad hacia todo, hacia nosotros mismos y hacia lo que nos alimenta. Pero aun así este declive de la conciencia humana seguía siendo directo, el daño físico y psicológico se producía de manera tangible, el dolor se sentía, las lágrimas seguían sabiendo a sal y la pena seguía oprimiendo el corazón.

Después la cobardía permeó en el interior de los humanos y el terror y la muerte se volvieron nuestra horrorosa rutina, mutilados en los cerros, niños abandonados, hambruna, guerra, todo se convirtió en una página más del libro de miedo en el que estamos incluidos, pocos, casi nadie se atrevía a levantar la mano y luchar en contra de esta familiarización con lo cruel.

Personas que quisieron cambiar de cotidianeidad y seguirse ofendiendo y sorprendiendo por los actos insensibles que nosotros mismos cometíamos, pero esos valientes, también desaparecieron ya sea por la comodidad de ver la lucha por televisión o por su debilidad ante las sombra de terror que ya era más grande que cualquier esfuerzo.

Ahora la globalización y la comunicación digital han venido a unir de una manera falsa a todos los habitantes del planeta, compartir experiencias, quien sabe verdaderas, con personas que tal vez ni siquiera existan, las famosas, triviales y diario mencionadas redes sociales llegaron a darle a la gente una herramienta que sirve como excusa para seguir perteneciendo a una sociedad que de articulada ya no tiene ni las sílabas, las estructuras que hace mucho se formaron, familia, amigos, amor, etc., ahora suponen seguir siendo genuinas por medio de esta realidad virtual que sólo nos aleja más.

Ahora sí salieron los valientes, la evolución despojó de no sé donde, héroes de Facebook, revolucionarios de Twitter que reclaman las injusticias del opresor, por medio de likes y hashtags, ahora en el anonimato de una cuenta, tal vez verdadera, tal vez no, la valentía volvió a resurgir, el planeta de nuevo tiene héroes, otra vez nos estamos humanizando, claro en la comodidad de nuestro computador.

twitter_rojo_rojito_21La conciencia que seguía viva dentro de nosotros nos molestaba diciendo que hiciéramos algo con respecto a esta destrucción suicida que nuestras manos cometían, pero la holgazanería, el miedo y la indiferencia nos mantenían atados a nuestro placentero conformismo, ahora con estas nuevas herramientas podemos alimentar nuestro ego nuevamente, diciéndonos de una manera muy ingenua que estamos ayudando, que al publicar fotos morbosas de niños muriendo de hambre, estamos ayudando a salvar la vida, cuando ni siquiera tenemos la certeza que esa foto es reciente o la causa que supuestamente defendemos es leal.

Gracias a las redes sociales y su amplia cobertura, ahora somos parte de un cambio de conciencia estéril, nos volvimos hipócritamente más humanos, todos somos comandantes de una revolución virtual que por lo general no lleva a nada.

No rechazo, ni satanizo a estas herramientas, está claro que muchos movimientos sociales, REALES se han valido de estas redes para acaparar más campo de atención y para que su mensaje se expanda más rápido, pero estos movimientos y causas que repito, son REALES, no se conforman con la divulgación, estas excepciones ven a Facebook y Twitter como medio, como un canal, jamás como un fin.

Así que dejemos de creernos guerreros de los indefensos, portadores de la salvación del universo, si no hay intención de ayudar, está bien, es resultado de nuestra evolución deshumanizada, pero no aparentamos ser héroes y dejemos de ser parte de esta Hipócrita Humanización.

Texto: Jorge Flores
Imágenes: Varias web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: