Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Del Árbol a la Luna

Se llama DRD4-7R y es una mutación genética presente en el 20% de la población mundial. Es un gen curioso, literal. Está relacionado con una inclinación natural por la aventura y los riesgos y se cree que es la clave de nuestro éxito evolutivo.

Cierto o no, es muy difícil de saber porque las cuestiones de este tipo tardan mucho en hacerse observables.

Además ¿qué chingados? Ni que fuera un tercer brazo. Eso o algo similar piensan los evolucionistas más moderados, ya que la personalidad, si bien puede ser controlada por los genes, no es el único factor pues es una cuestión compleja, y mucho.

Este gen, sea vital o no para una atracción mayor por el peligro es, de hecho, uno de los responsables de controlar el suministro de dopamina en el cerebro. Este es un neurotransmisor que en cantidades elevadas causa esquizofrenia y con su ausencia depresión. Está también involucrado en la compleja química del enamoramiento y por supuesto, en la diversión, la recompensa y el placer.

Esquizofrenia y depresión, este gen no se anda con mamadas, por eso es que ha capturado la atención de tantos estudios.

Del Árbol a la LunaLo que sea que arroje esta investigación no cambiará un hecho: somos una especie muy rara. Ningún otro ser en sus cabales abandonaría un entorno seguro y con recursos para dirigirse al rudo terreno de lo incierto. Pero nosotros sí, ¿por qué? No sabemos, quizás sea que nos gusta sufrir. O tal vez sea que, de hecho, estamos programados genéticamente para una cierta demencia que nos impulsa a ir cada vez más lejos. Sino por qué demonios hace 200,000 años dejamos África para llegar hace 44 años a la Luna. Terreno más hostil que el vacío no encontraremos nunca. Y ahí está: ya se está planeando seriamente otro viaje a la Luna, establecer un campamento base permanente para luego ir a Marte y adelante. Se están buscando planetas habitables en Alfa Centauri, la estrella más cercana. ¿Algún día estaremos tan ávidos de viaje que ya estando allá buscaremos otro sitio?

Sí. Y más nos vale.

(La imagen es el Espacio Profundo, tomada por el telescopio espacial Hubble, ahí están visibles algunas de las más antiguas galaxias)

 Texto: Adrián García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 23, 2013 por en Artículos, Evolución y etiquetada con , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: