Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Sin pasión

Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente

que espera una posibilidad como el pedernal

el choque del hierro, para lanzar

chispas de luz.

Henry Fréderic Amiel

 

Tal y como es… apasionante.

Considero que con el paso del tiempo, mi organismo se ha vuelto un poco exigente, mis impresiones hacia lo que antes me impresionaba se ha vuelto todo un suceso, pues solía ir por las calles y verlo todo tan colorido y hermoso, tan brillante y mágico que hacía que tal acto me volviera todo un ser extraño para los demás. Gritaba mira mami, los pájaros y decía a mi papi mira como cantan, a Tuti, mi hermana, y a mí, siempre nos han encantado los colores, y encontrar cosas a que colocárselos es aún más emocionante, creo que hasta la panza nos revolotea.

Ahora todo ha cambiado, pues los colores siguen siendo mi más grande pasión, y en lugar de perder el interés le he añadido a todo lo que me parecía bello, poder, misticismo. Me he dado a la tarea de creer en que todo lo que toco me hace más fuerte, me pasa su energía y que el cantar de las aves no sólo es canto, son mensajes que tarde o temprano podré interpretar, ya sea que ellos hablen o yo trine.

Pensar así, me ha llevado por los caminos más insospechados, por caminos hermosos, me ha llevado al mundo del arte, al desafiante ámbito de la transformación en donde no importa si el cuerpo es gordo y bofo mientras se plante en la base con seguridad y carácter, en donde no importa si no combina el verte con el morado mientras vibre a la vista apasionada.

Entre todo esto he podido recorrer varios lugares en donde se hacen cosas extremadamente fuera de serie, de órbita (procuré no exagerar).

Primero me topé con el arte clásico, el renacimiento, romanticismo, cubismo, arte objeto y demás y me pareció fabuloso y decidí encontrar una forma en la que yo pudiera encontrar mi verdadera expresión y descubrí el mundo artesanal y entre sus tantas técnicas el macramé y el arte huichol.  Lo estudié, lo perfeccioné, hice algunas piezas y cuando creí que lo sabía todo me encuentro con un blog que me mostraría obras sublimes como las de Sharmini Wirasekara, una mujer de Sri Lanka, encargada de convertir un conjunto de materiales simples y sin chiste en grandes y dignas piezas de exhibición.

collar

collar detalle

collar back

Ella vio en esta técnica una oportunidad de encontrar su modus vivendi, aparte de desfogar su creatividad y canalizar sus preocupaciones, así como ella, existen cientos de artistas que se ocupan de hacer estos trabajos, como Sue Horine de California, y de otras partes del mundo, personalidades como  Heidi Kummli, Cassandra Graham y Sherry Serafini.

A la técnica se le denomina en España, Arte con abalorios, mientras que en su denominación en inglés es Seed beads, en Italia conocido como perlines, sin embargo todas tienen en su base el peyote que es una puntada específica para el dominio de la técnica de enfilado, y ésta se basa en el típico y tradicional peyote mexicano, el pequeño cactus alucinógeno.

Al continuación les dejo unas páginas de algunas artistas por si es que es de su interés aprender a hacer cosas maravillosas como éstas.

*http://beads-perles.blogspot.mx/

*http://www.beadartbysue.com/

http://www.sharminiwirasekara.com/

Texto: Víctor Reyes

Imágenes: Varias web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: