Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Ilusos enamorados

Ilusos los enamorados

Ellos que creen en la dicha

En el falso y quimérico júbilo

Que para los inexpertos es el amor

Una vez me atreví

Solo un día, tragué valor a puños

Y me atreví a lo inexplorado.

Me enamoré

Espejeado por lo desconocido

Me dejé engañar

Ingenuo, caí en el vaivén,

El de las mariposas viscerales

Allí, incrustado en la inocencia

Falsamente me creí feliz,

Grité mi dicha hacia el universo

Y me sentí inmortal por un momento

Rocé las fibras del paraíso

Sobrehumana era mi fuerza

Con desdén veía al mundo

Y con envidia éste me admiraba

Mi agitación fue inmensa

Asimismo mi decepción,

Resbalé de mi sueño

Choqué, rápido, duro y seco, con el pavimento

El amor, antes bueno y leal

Ahora me ahorcaba e intentaba asesinarme

Sus ojos, hermosos, cristalinos

Escupían fuego, odio y muerte

No pude, ni quise, enfrentarlo

Era más que yo,

Lo alimenté de tal manera

 Que inútil sería mi guerra

Desvalido, derrotado, sin ganas,

Así me dejó ese remedo de sentimiento

Mis fuerzas se fueron con él

Mi ánimo me traicionó

Vieran que ingenuo es el hombre

Cree en lo intangible

Y llora lo incomprobable

Así recorre la vida, cazando duendes y hadas

Al final, sin dolo y sin vergüenza

Cínico y con tal vehemencia

Declaro aquí y en el universo

Que sin pensarlo, a enamorarme yo vuelvo.

 Texto: Jorge Flores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 19, 2013 por en Artículos, Pasiones y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: