Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Asuntos del jazz

Quiero  llegar a vieja y tener ese semblante, esa pasión por lo que hago y por lo que espero seguir haciendo cuando me encuentre la muerte, seguir usando mis manos como ese anciano en el chelo, para hacer del arte humano algo que se confunda con lo celestial.

Lograr la homogenización de los espíritus a un solo ritmo, que mis sentidos no mueran y que mi olfato siga anhelando eternamente ese olor a tierra húmeda y a madera.

Que despierte mi alma todos los días con sed de música, que mis ojos aun cerrados nunca se cansen de ver, y que así, cuando llegue ese momento, el parpadeo mortal,  el cerrar de ojos en el que todos algún día sin soñar se quedarán dormidos, abandonando el cuerpo físico que será materia inerte y el espíritu aprenderá lo que es la libertad, llegará una fantástica muerte corpórea y material…

Texto : Michelle Rangel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 22, 2013 por en Artículos, Pasiones y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: