Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

A reason to be come

“El sueño es la realización disfrazada de un deseo reprimido”

Paul Ricoeur

Recientemente he pensado mucho en el sujeto (así lo llama Michel Foucault). Parto haciéndome esta pregunta ¿de qué estamos hechos interiormente? Esta pregunta me llevó a descifrar la importancia que le damos a lo físico, a lo social, a lo que aparentamos ser fuera de nosotros, de casa y de nuestro comportamiento de sujetos en soledad. El sujeto esta hecho de una forma aparente, esta apariencia que vemos bajo canones que son establecidos en leyes de poder, en ponernos una máscara y ser los mejores actores de nosotros mismos. Nuestro cuerpo físicamente esta hecho para ejercer trabajo, la condición del cuerpo manejado como máquina de trabajo y herramienta para crear trabajo. Conocemos lo que vemos fuera, pero no lo que hay adentro.

LaMaria2Si al sujeto lo pensamos fuera de todo conocimiento y concepto establecido por el mismo hombre, desconoceríamos el mundo al que estamos accediendo. Interiormente el sujeto comparte un desarrollo que se ha ido descubriendo por la “razón” el inconsciente, el espíritu.  El inconsciente según  Sigmund Freud dice: “Con esta palabra podemos designar, en primer lugar, todo contenido mental que no se encuentra en la conciencia y al que el sujeto únicamente puede acceder con dificultad” en el inconsciente se encuentran los deseos, instintos y recuerdos que el sujeto reprime, es la capa más profunda de la mente, “inconsciente individual” en el que se encuentran las vivencias reprimidas del sujeto, por otra parte Jung supuso, además del inconsciente individual, “el inconsciente colectivo” en el que habría que situar las convivencias comunes a toda la humanidad o arquetipos y que son transmitidos hereditariamente.

En el arte, la escritura, la música y la pintura encontramos muchas variantes de cómo leer, cómo traducir y cómo interpretar, en este caso, encontré una fuente, planteada por varios autores, pero el que más me llevó a pensar en una mejor lectura y traducción del lenguaje, un lenguaje emitido a través de lo visual, del arte y de lo cultural, fue Paul Ricoeur y mi autor de cabecera Michel Foucault, pero ahora hablaremos más de Ricoeur.

En una de sus obras Paul Ricoeur: “Freud una interpretación de la cultura” denomina dos grandes partes importantes que se deben señalar, “la analítica” y la otra “dialéctica”. Estos análisis son desarrollados bajo una interpretación de Ricouer, y lo plantea en una interrogante que es la siguiente: ¿qué significa en psicoanálisis interpretar? el orden histórico que le da es (inconsciente, preconsciente, consciente) dónde descubre nuevas relaciones con el otro, que solo pueden hacer aparecer situaciones y obras culturales.

Interpretar la cultura a través del psicoanálisis, resulta bastante interesante, conocer al sujeto en un estado interior, espiritual, del inconsciente. Todo analizado bajo los deseos, los sueños y el instinto, la mayoría son reprimidos por el propio consciente y la moral. Freud al hablar sobre el psicoanálisis en una de sus técnicas para profundizar en el análisis del inconsciente lo plasma “en el mundo simbólico de los mitos, novelas y en particular los sueños; el análisis de los sueños, “es el camino real” para acceder a la provincia del inconsciente. Los sueños solo se pueden entender a partir de un significado profundo, no consciente, distinto del significado explicito y superficial” Acá lo importante y lo que más se destaca en el análisis de los sueños es que, el sueño tiene un sentido: hay “pensamiento” del sueño y tales pensamientos no difieren fundamentalmente de los de la vigilia. Nuestro cerebro trabaja de distintas formas, en el día está expuesto a conocimientos de rutina, de noche está expuesto a trabajo del inconsciente –ideas/deseos-.

La María, en sus obras, transforma ese pasaje que conduce al ser inconsciente, preconsciente y consciente. Ella plasma su interpretación al sujeto, al hombre que se piensa, qué sabe de su existencia, que se interroga a sí mismo, que Idealiza su forma de vida. La naturalidad del pensamiento y del sujeto en la forma más pura. Saca sus deseos en la imaginación que alimenta la belleza interna, la espiritualidad, la fantasía, los deseos y los sueños. Ella ve al mundo en varias tonalidades, no sujetas a la realidad consciente del hombre, analiza y ve el mundo subterráneo, más allá del horizonte infinito.

LaMariaEsta época posmoderna (se le acuña así el nombre), pero en realidad ni si quiera es posmodernidad quién sabe cómo se le llama? Era del pensamiento tecnológico?  ¿Era dónde el hombre ha muerto, dónde hemos dejado de pensarnos a nosotros mismos, dónde seguimos perseguidos por el castigo, por la moral, por lo consciente?  ¿Dónde solo nos guiamos por apariencias? ¿Disciplina? ¿Poder?¿ Trabajo? ¿A caso sólo llevamos eso a cabo? ¿Qué pasa con la vida, el lenguaje, el arte? Somos eso, solo arte y transformación de vida. Ya no queremos ser lo que aparentamos por fuera, físicamente queremos dejar de ser máquinas de trabajo, cerebros apachurrados y reprimidos.

…Y si el hombre lo único que pide es un espacio, solo para respirar.

Quizás solo se le ha podido dar una buena traducción y entendimiento a las letras y a lo visual no, dado que a veces las palabras son la conexión de ideas, pero esas ideas son vistas a través de un consciente que se acuña en el sujeto reprimido, el sujeto no visto desde su inconsciente, ese inconsciente que solo busca un escape a la realidad sin ser juzgado y ese salida se encuentra en la cultura y en el arte. Así como lo muestra, “La María”, en sus obras, imaginando al sujeto mitad humano, mitad animal. Jung dice lo siguiente: “Hasta que no hagas consciente lo que llevas en tu inconsciente, este último dirigirá tu vida, tú le llamarás destino”.

Mientras “La María” entró en un momento de hacer un hilo y llevar por el mejor camino, lo que le dicta su inconsciente, preconsciente y su consciente, la psicología lo llama; “yo, ello, superyó”. Existo y pienso-pienso y expreso. Ella está en un camino de descubrimiento, ¿descubrir quién es? Y ¿a qué vino? Ella sabe que existe una razón más por la que está aquí en la tierra, es una semilla que se está plantando y quiere crecer.

Concluyendo con lo que propone Ricoeur con la interpretación de la cultura, conocer al sujeto en su interioridad a través del inconsciente, de los sueños, de la espiritualidad, es donde se gesta el arte. Ese lenguaje que está inmerso dentro del sujeto, que quiere salir a gritos pero le da miedo, y además lo imposibilita el cuerpo físico, este cuerpo que solo se nos presta para ser una herramienta de trabajo. El sujeto solo disfruta, sus noches y sus sueños porque a través de ellos, es otra persona, es un creador, un descubridor, es un sujeto de arte.

Para ver más obras de esta artista da click en: Portafolio de La María

A reason to be come
Texto: El Contenedor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: