Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

¿Quiénes somos para juzgarnos?

“El humano está hecho para matarse a sí mismo usando la razón”

1687_473690459352470_1574546611_n

Hemos visto siempre en los programas de televisión Discovery Chanel, National Geographic y en las Enciclopedias, el comportamiento de los animales, la forma de vida que llevan y cómo hacen para conservar a sus manadas los mejores líderes.

Esas observaciones nos orillaron a analizar con determinado tiempo que, el único animal que se juzga y que limita, es el humano, la diferencia existe en la razón,  no quiere decir que los animales no sean seres racionales, sino que, hasta parece que al humano su dote que le fue dado, la razón, no es la mejor compañía que pueda tener y en lugar de que sean seres racionales, son irracionales. Muchas veces al humano se le olvida, el comportamiento del animal, la guía de todo animal es siempre la intuición a ella nunca le prestamos atención, lo hacemos con poco tiempo y siempre nos dejamos llevar por la razón, ella siempre es la que gana y creemos que dictamina el mejor sendero y camino para el humano “razonable”.

El humano en palabras de Darwin “selecciona sólo para su propio bien; la naturaleza lo hace sólo para el bien del ser que tiene a su cuidado” en esta era posmodernista el humano que tiene a su cuidado es el propio humano, el propio ego, la alimentación de uno mismo, pero como existe así su propia alimentación, también desarrolla y lleva a cabo su propia destrucción.

398824_473678229353693_539842219_n           Aunque seamos especies del mismo género mujer-mujer, somos una selección natural competitiva y ni se diga del hombre-hombre, pues en ellos reside algo mucho más fuerte, denominado “machismo”, (no es que sea feminista, ni tampoco defienda a la mujer y toda la culpa la tenga el hombre) no es así, pero “la forma de selección depende, no de una lucha por la existencia en relación con otros seres orgánicos o con condiciones externas, sino de una lucha entre individuos de un sexo, generalmente los machos, por la posesión del otro sexo” (Darwin, p.23) El machismo tanto en el humano como en el animal es algo que no se puede separar y por lo tanto menos para discutir, es una cuestión de selección tanto natural como sexual.  Lo mismo pasa con las hembras y mujeres, la competitividad del mismo género siempre será más fuerte, en este caso la mujer rivaliza con la mejor de su género en el aspecto de la razón y por qué no decirlo, también del macho-hombre. “No sé hasta qué grado, en la escala de los seres naturales, desciende la ley del combate; se ha descrito que los caimanes machos riñen rugiendo y girando alrededor, como los indios en una danza guerrera, por la posesión de las hembras; se ha observado que los salmones machos pelean durante todo el día; los ciervos volantes machos a veces llevan heridas causadas por las enormes mandíbulas de los otros machos; los machos de ciertos himenópteros, como ha visto muchas veces ese inimitable observador que es M. Fabre, riñen por una hembra determinada que está pasada al lado, espectador en apariencia indiferente de la lucha, la cual se retira luego con el vencedor. La guerra es quizá más severa entre los machos de los animales polígamos, y parece que éstos están provistos muy frecuentemente de armas especiales” Darwin

El humano es la única especie de que además de que lucha por el machismo, lucha por saber quién tiene la razón. El humano es una especie que se diferencia de otras especies por ser seres sociales, razonables, por ser Homo Sapiens (hombre-sabio) la mejor herramienta de combate del humano es la razón y la capacidad que tiene para utilizarla, pues es un ser que sabe determinar muy bien qué tipo de habilidad puede hacer trabajar. El humano tiene “poder” y transforma todo lo que puede y desea.

Filosóficamente el ser humano se ha definido de muchas maneras a sí mismo, a través de la historia se muestran los cambios del pensamiento y la evolución de la razón, con ello se ve plasmada el condicionamiento de vida que hemos visto a lo largo del tiempo. Existen varios sistemas ideológicos, filosóficos y religiosos que buscan en una gama distinta de culturas e ideología individual, el propósito de cada uno de estos sistemas es responder a algunas de las interrogantes existencialistas del humano y su comportamiento social. Los seres humanos tienen la capacidad de ser conscientes de sí mismo, así como también tienen noción de la carga ancestral de su pasado, el humano bien sabe que tiene el “poder” de transformar y realizar proyectos con mucha diversidad. Muchos de estos tipos de diversidad  han creado códigos morales, leyes y dogmas que debemos acatar, orientados directamente al manejo del pensamiento humano.

556807_473678162687033_1545309029_n           En el aspecto filosófico e ideológico es el desarrollo de todas las disciplinas que conocemos, la historia natural, la antropología, las matemáticas, la física, la química, lo social, la medicina, la astronomía, el arte, etc. Estos ideales han incursionado a nuestro razonamiento como una especie de chip, la cuál ha sido conectada al ser humano para pensar de una manera y realizarlo para el mismo o para la sociedad. A veces es buena la ideología y las disciplinas, a veces es mala; buena, porque a partir de ese tipo de razonamientos y preguntas existenciales podemos observar al hombre en toda la construcción que se ha visto desarrollada a través de los años, la lectura, la escritura, las ideas, el arte, las humanidades han sido parte de la creación en la que el humano se encuentra emergido. Mala, porque esos códigos de pensamiento que han evolucionado a través del tiempo y de la historia, son conductas y hábitos que hemos desarrollado a través de la imitación e instrucción, ejemplo; debes estudiar y cumplir con tus estudios como humano, porque en este tiempo sin un título “no eres nadie, ni haces nada”, no representas una utilidad a la sociedad, pues esta sociedad, está totalmente manipulada por nuestra propia evolución de pensamiento y restricción que le hemos dado. Además de que las conductas generadas e imitadas en sociedad son parte de la vida cotidiana, son parte de la tradición, son parte de la costumbre, de la historia y de la cultura.

Hemos acuñado toda esa forma de vida impuesta por el Homo Sapiens y que en la actualidad no vemos cómo romper con ese paradigma que se nos está presentando en la posmodernidad. El humano limita al humano, bajo su propia conducta, bajo su propio mandato, bajo su propia “razón”. Los animales viven en manada, como el humano en sociedad, el animal tiene a su líder pero el líder cuida a la manada, no la dictamina, ni la obliga, ni le dice qué hacer. El líder es seleccionado para proteger a su misma especie, para el humano, el líder es seleccionado para destruir a su misma especie. El humano no sé ha dado cuenta de que usar la “razón” y querer tenerla, es un plan de sometimiento al mismo humano, por la existencia de la rivalidad y la competitividad que se ha desarrollado a lo largo del tiempo y que desafortunadamente hemos sido nosotros mismos los Homos Sapiens los que desarrollamos la evolución del pensamiento.

Desde hace mucho tiempo la religión ha sido una fuerte potencia de creencia del humano, sin ella muchas personas no entenderían la vida a través de las humanidades o del arte. Por eso es necesaria la religión, no la institución católica, la religión como idea, como concepto, como filosofía de algunos o como forma de vida y explicación de la misma. Los dogmas impuestos por la religión y sus reglas han funcionado bastante bien, como todos los códigos del pensamiento “razón” que el humano ha creado. La religión ha ideado un plan totalmente irrompible para la existencia del humano, ella ha enseñado y dictaminado al ser qué es el bien y qué es el mal, mostrándolo en una idea simbólica el cielo y el infierno. Si vemos bien la mayoría de la ideología religiosa esta impuesta por imágenes y pasajes bíblicos que explican el origen del humano, es narrado bajo un lenguaje religioso, este lenguaje se ve plasmado mediante la crítica al humano, el juzgar (parece que la religión se basa en el juicio del juzgar) para determinar y limitar al hombre el poder animal que lleva dentro, uno de ellos es la sexualidad. Ninguno humano es libre de llevar una sexualidad sana, al parecer esa poca educación sexual que se nos ha enseñado no sirve de nada, pues la reproducción del humano por el humano debe ser casi como un orden, como una industria de producto para consumo y capital. Si tan solo se nos enseñara de una forma saludable lo qué es la sexualidad, no tendríamos tanto problema con ella y además la disfrutaríamos más así no seriamos una especie en sobrepoblación.

578161_473678086020374_929930603_n          Mr. Rocket en su trabajo como ilustrador (antes de ser ilustrador le gustaba el grafiti) muestra esa dualidad del humano-animal. Al humano lo ve cómo el niño que aún explora, que aún no se ha dejado envenenar de todo lo que el humano ha adoptado a lo largo de la historia “la razón”, su obra la transforma como un caricaturismo ilustrado para el humano por el humano, en ellas encuentra la sensibilidad de lo qué es y lo qué ha dejado de ser por toda la imposición y reglas que han limitado nuestra existencia de niño y de animal. Crea una ambivalencia mística de desorden humano, hace notar las limitantes que se le han impuesto en la educación. En una de sus ilustraciones, en especial dónde dibuja a un niño con cabeza de burro, está sentado leyendo un libro de matemáticas y que inclusive el nombre lo tienes al revés e intenta y se esfuerza por querer entender el lenguaje y lo códigos que llevan detrás los números y lo qué significa la ciencia de las matemáticas,  ese significado para algunos lleva trascendencia para otros no la tiene, y por el hecho de no tenerla no te hace ser un burro, o que no entiendes lo que te explica, sino que, lamentablemente “la razón” esta impuesta en el humano como un chip, te dice qué hacer, cómo actuar, qué decir, cómo hablar, cómo pensar, cómo escribir. Te enseña a juzgar, te enseña a modificar la vida del animal, el animal es libre de hacer lo que quiera, prefiere usar su intuición que usar la “razón” para matarse a sí mismo. Regresando al punto “el hombre usa y usará la razón para su propia destrucción” porque no sabe vivir en manada, porque el líder en lugar de proteger te destruye, porque en lugar de usar la intuición usas la razón, creyendo y apostando que es la mejor salida.

Texto: Cortesía “El Contenedor
Ilustraciones: Mr. Rocket

Anuncios

Un comentario el “¿Quiénes somos para juzgarnos?

  1. Pingback: UN CONTENEDOR DE PROPUESTAS | PIN-UP LOSERS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 14, 2013 por en Los de afuera y etiquetada con , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: