Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Los volados del Cruz Azul

El pasado 26 de mayo se llevó a cabo la final del campeonato mexicano de fútbol profesional, Clausura 2013 (Liga MX), que se disputaron los equipos capitalinos Club América y Deportivo Cruz Azul en el Estadio Azteca, los celestes llegaron al Coloso de Santa Úrsula con ventaja de un tanto obtenida en propio campo el pasado jueves, ventaja considerable considerando el alta de juego que presentaba “La Máquina”.

Por otra parte, el América, con un cuatro anímicamente herido por el descalabro de media semana, apuntaban a cerrar el todo por el todo el domingo, con cuadro completo, Christian Benítez a su máximo nivel unido a la gran campaña de Rubens Sambueza, Raúl Jiménez, Diego Reyes y Francisco “Maza” Rodríguez; mientras que “Los Cementeros” tenían cuadro diezmado por las lesiones de Cristian Giménez y Mariano Pavone, éste último salió como suplente.

Las cosas no pintaban tan mal para Cruz Azul ya que dentro de los primeros 25 minutos de la “Finalísima” ya habían conseguido la expulsión de un crema y además tanto anotado por el cafetalero Teófilo Gutiérrez; con un hombre de más y un global de 2 – 0 a favor, América no tenía más que arriesgarlo todo en la obtención del empate y mandarlo al alargue.

Milagro, hazaña, hombrada o simplemente esfuerzo, el América veía todo perdido al minuto 85, cuando los dioses del fútbol se pusieron de su lado, haciendo que en esos 5 min restantes, consiguieran el empate, destacando profundamente el segundo tanto que a testarazo del golero del América en el último minuto y a desvío de la zaga, consiguieron el empate, enviándolo a tiempo extra.

El alargue ofreció cosas interesantes pero la figura de Jesús Corona se hizo notar en todo el juego, ofreciendo incontables intervenciones que mantuvieron al margen el arco celeste, pero el que se robó la noche fue Moisés Muñoz, que al atajar un penalti y anotar el gol del empate, hizo suficiente para entrar en la historia del club y ganarse el cariño a posteridad de los cremas.

Tres volados jugó Cruz Azul en un partido, pero fueron más de 90 minutos que perdonaron al América, es bien sabido que el que perdona pierde, que la piedad y confianza que se tomó “La Máquina”, misma confianza que les ha llevado a alcanzar 5 finales de liga en 15 años, perdiendo todas ellas ganándose el mote de “El Subcampeonísimo” que si bien parecía que su maldición se rompía con la obtención de la copa, dependiente del ascenso del León, parece ser que hasta que vuelvan a vivir una final ambos, como aquélla del 97, volverá a coronarse alguno de los dos.

Texto: Daniel Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 30, 2013 por en Actualidad y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: