Disonancia

Por el gusto de hacer, ver y sentir diferente

Intimidades colectivas

La complicidad de los amigos “imaginarios” de la infancia, las inseguridades y confusiones durante la transformación corporal de la  pubertad, la estimulación de la adolescencia, los primeros encuentros amorosos… experiencias que sufrimos como malestares de una soledad ¿Cómo es que una chica desconocida pudo plasmar de manera tan clara, la sensación que yo tuve a los 5 años cuando jugaba con mi buen amigo imaginario “pony”?, ¿cómo puede una ilustración hacerme sentir la emotividad del primer amor?

Cuando la producción artística se genera como una digestión honesta de la biografía del artista, las imágenes son estímulos visuales que permean nuestras propias historias y sensibilidades.

El arte como un medio de expresión, no es una imposición sensorial,  sino un proceso que estimula sensibilidades internas. Piezas que han sido gestadas por experiencias y vivencias personales del artista, no son monolingües, sino que forman parte de un lenguaje de conciencia colectiva, la percepción individual, y la simple experiencia de ser humano. El trabajo de Mara Amargo, es un diario visual que en lugar de permanecer hermético y ensimismado, se mantiene abierto para la recepción y apropiación de la audiencia. Sus ilustraciones surgen a partir de sus propias experiencias de vida, sin embargo, en lugar de ser interpretadas como un manifiesto autobiográfico, son comprendidas como manifestaciones abiertas en un espacio de retroalimentación colectiva.

Sin necesidad de una explicación discursiva, las piezas de Mara Amargo son evidentes. Sus motivos nos vinculan con vivencias íntimas y familiares. Confidencias infantiles, exploraciones corporales y nostalgias amorosas, son plasmadas en románticas ilustraciones de acuarela y tinta china.

mara1

Las primeras series de Mara Amargo evocan la compleja transición femenina de infante a joven. La agridulce separación de las viejas maneras, la estimulante incursión de nuevas posibilidades, y la yuxtaposición entre impacto del pasado y la seductora propuesta del futuro.

De niña, su condición epiléptica le ocasionaba fuertes alucinaciones, o más bien, el  estado alterado de la epilepsia, le permitía materializar de manera más concreta a sus amistades “imaginarias”. Esa particular ontología infantil, la ha llevado a cuestionar la manera en que diversas percepciones pueden concebir la realidad aparente. En su serie sobre amigos imaginarios, Mara plasma el andar de criaturas y seres “fantásticos” dentro de las vidas cotidianas de las personas. Niños compartiendo ávidamente con sus compañeros de juegos, mientras una hostil mirada adulta definen a un niño que “alucina”. Quienes tuvimos (o tenemos) amigos “imaginarios”, sabemos que no son sólo una jocosa anécdota, sino una articulación entre nuestra introspección y el espejo de nuestras relaciones interpersonales. Esos vínculos “imaginarios” son manifestaciones de nuestros deseos, miedos, expectativas…

Además, pareciera que esa realidad mágica, fuera solo justificable por una condición fisiológica o una cuestión de edad. Una vez que se ha diagnosticado la epilepsia o se han superado los juegos solitarios, los amigos imaginarios forman parte de un tabú social: los adultos no creen en magia o seres fantásticos… Ya no es necesario tener un compañero de juego.

Mara2

¿En qué momento sabes que debes dejar de ser niño? ¿Cómo reconoces la transformación? Los cambios corporales no se contienen en caprichos fisiológicos. Modificación en tamaños, tallas, proporciones, y estimulantes hormonales, confluyen en un tormento de sensaciones y emociones. Al igual que su nombre, las obras de Mara Amargo, conjuntan un incesante contraste de texturas: pasividad/efervescencia, claridad/obscuridad, calma/desesperación, tranquilidad/conflicto, felicidad/nostalgia…Múltiples saberes y sentires, se entremezclan fervientemente… los cambios y momentos de transición, nos llevan a estados liminales donde reconstruimos nuestra propia identidad y forma de participar en el mundo.

Habitar un cuerpo femenino después de la pubertad, es un turbulento proceso que construye la identidad de género, al mismo tempo que nos expone ante las primeras experiencias amorosas, y fuertes experimentos sensoriales y emotivos.

Mara3

El proyecto artístico de Mara Amargo, surge dentro de dicho proceso de transición. Los juegos y mundos fantásticos quedan atrás, nuevo cuerpo, nuevas formas de relacionarse con el mundo. La adolescencia  es un terruño de experiencias frenéticas. Diversión visceral, justificada por un entorno de ambigüedades y confusiones. Ante la posición indefinida, todo parece permitido. La posición híbrida permite satisfacer nuevos caprichos, al mismo tiempo que jugamos con la ingenuidad de ser joven. Los contrastes entre líneas limpias, detalles románticos y nebulosas abstractas, construyen imágenes de la  compleja sensibilidad del ser un joven cuerpo femenino. El carácter femenino de la obra de Mara Amargo, no es una delimitación justificada por un discurso sobre el género, sino una consecuencia del motivo autobiográfico de sus ilustraciones. Su producción artística es una exploración sobre su intimidad, por lo tanto va generando escenas que materializan el ser mujer.

Mara4

Sus comienzos autodidactas fueron fuertemente estimulados por el anime, sin dejar atrás su carga erótica, y el juego estético entre la inocencia infantil y la sexualidad sugerente de la juventud. La influencia de Audrey Kawasaki y Fafi, también son evidentes en los matices románticos, y la firmeza de una feminidad fuerte y delicada.

Mara6

A pesar de las corrientes estéticas tan “femeninas”, la honestidad de sus creaciones, permite el roce con otras subjetividades. La soledad, el cuerpo sexuado, las relaciones y los cambios, son condiciones que afectan cualquier vida humana… Además, la intimidad autobiográfica le da una profundidad a su incipiente trabajo, permitiendo que no sólo nos conectemos con una imagen, sino con su crecimiento como ilustradora. Conforme avanza el tiempo, las piezas de Mara Amargo van trasmitiendo puntos de maduración, así como nuevas debilidades y conmociones. Tal vez sus obras más recientes no transmiten la ingenuidad visceral del primer enamoramiento, pero comparte los enfrentamientos con nuevas formas de relacionarse; sobrellevar vivencias adolescentes y asumir el cuerpo de una joven adulta y las supuestas estabilidades que eso conlleva.

Mara7

Texturas delicadas, siluetas limpias, deslices eróticos, y colores románticos, conforman una personalidad estética honesta y congruente que explora las transiciones de la vida. Las ilustraciones de Mara Amargo, capturan experiencias; articulan las referencias del pasado junto con las sensaciones del presente, y las confusas seducciones del futuro. Su intimidad permea nuestra corporalidad, subjetiva y remembra momentos de nuestro propia biografía. Su propuesta es un claro ejemplo de la capacidad transmisiva del arte. Partiendo de la experiencia cotidiana, de la nostalgia, y del ensueño, nos acerca a la cualidad artística de la interacción entre la subjetividad interna del individuo y la condición colectiva de existencia.

Tumblr: maramargowork.tumblr.com
Mail: marart.inkmail.com

Texto: Momo (El Contenedor)

Anuncios

Un comentario el “Intimidades colectivas

  1. brozista
    agosto 6, 2013

    Reblogueó esto en elblogdeldrunko.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 6, 2013 por en Actualidad, Actualidad, Los de afuera y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: